Pistas deportivas: Ventajas de realizar un mantenimiento adecuado

pistas deportivasExisten diversos tipos de pistas deportivas destinadas a usos y público en muchos casos diferentes (pistas de pádel, tenis, fútbol, polideportivas, multi-juegos, etcétera). Sean de un tipo u otro, es obvio que la utilización continuada de cualquiera de estas instalaciones conlleva su inevitable desgaste. Máxime si tenemos en cuenta que por ellas pasan multitud de personas a lo largo del día que pueden hacer un uso más o menos adecuado de las mismas. Incluso en el caso de que todos utilizaran las instalaciones correctamente, lo cual no siempre es así, no cabe duda de que tanto el tiempo como el desgaste natural harán mella en su estado de conservación.

También hay que tener en cuenta que el pavimento de las pistas deportivas situadas a la intemperie puede verse alterado por las condiciones climatológicas, muy extremas en algunos casos. El frío, el agua, las heladas, la nieve, el sol, el calor y, en muchos puntos de nuestra geografía, los duros contrastes de temperatura entre el día y la noche, hacen que se degrade con mucha más facilidad la superficie de las pistas, también en aquéllas donde se utilizan materiales altamente resistentes y acordes con la climatología de la zona.

Para la instalación de una pista deportiva, bien sea de carácter público o de propiedad privada, es necesario realizar un desembolso económico inicial de envergadura. En el caso de las entidades públicas, el dinero sale del bolsillo del contribuyente. Por su parte, en las asociaciones deportivas y en los clubes privados es el socio o usuario quien, mediante el abono de la cuota correspondiente, adquiere el derecho a utilizar la pista deportiva. En cualquier caso, los unos y los otros exigirán que la instalación deportiva se conserve en las condiciones más óptimas.

Teniendo en cuenta que se trata de una inversión a la que se le debe sacar el mayor rendimiento posible, una de las principales ventajas de realizar el adecuado mantenimiento es que la pista durará lo máximo posible, pues las revisiones periódicas y los arreglos menores en las pistas deportivas repercuten favorablemente en el incremento de su vida útil. Así se evitan las reparaciones futuras mayores y más costosas, se logra que los usuarios se sientan satisfechos con el servicio prestado, lo que redundará en su fidelidad como clientes.

En definitiva, realizar un mantenimiento adecuado beneficia económicamente al gestor de la pista deportiva y servirá como imagen de buena calidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *